UN RECORRIDO GASTRONÓMICO POR EL CAMPO DE COLOMBIA, DONDE NINGÚN SABOR ES IGUAL A OTRO.

Hacer el Tour de la fruta es recorrer un laberinto de colores, texturas y formas. Alentados por las sonrisas de quienes nos reciben y motivados por las ganas de saber cómo será el próximo sabor que María José nos invite a probar, pasamos de puesto en puesto entregándonos a los sabores más variados. Este es un viaje para el paladar, y su punto de partida es la Plaza de Paloquemao en la localidad de Los Mártires. “Cada fruta es un mundo”, cuenta María José Caro, la joven emprendedora que dejó su trabajo en una multinacional para construir su propio emprendimiento. “De bananos existían más de 300 tipos y de mango 400. Pero como la producción en el mundo se empezó a privatizar hace mucho, la fruta se empezó a modificar genéticamente para que fuera más agradable al paladar. Eso hizo que muchas especies de banano desaparecieran.” El Tour de la fruta es un recorrido novedoso que le apuesta a nuevas fórmulas turísticas que viajan directo al corazón de la colombianidad. Con esta propuesta, María José se toma la reconocida Plaza y la muestra como un lugar lleno de experiencias únicas que existen alrededor de la comercialización de la fruta. El recorrido se expande más allá del contacto con nuevos sabores, invitando al visitante a conocer también las vidas de las personas que trabajan en el lugar. “Yo vendo toda clase de frutas. Tengo unas 20 especies aquí. Trabajo desde las 5:00 a.m. hasta las 5:00 p.m. desde hace 12 años”, cuenta Vicente, un vendedor que le comparte chontaduros al grupo.

 

 “Trabajo aquí desde hace 35 años. Hago jugos de todo tipo de frutas. Este tour es bueno, le da a uno publicidad, me va mejor desde que lo están haciendo”, dice Verónica, la dueña de uno de los puestos más concurridos por sus deliciosos jugos. 

 

Al entrar a Paloquemao de inmediato el grupo se pierde entre los montones de frutas. Costales llegan y salen a través de los pasillos; una guanábana se abre por aquí y una sandía por allá. María José muestra maracuyás, lulos, curubas, papayas, borojós y muchas otras más. El grupo come, prueba, unas frutas los deleitan y otras no tanto. Son 15 tipos de frutas que en promedio se prueban durante el recorrido. Todo mientras la guía muestra lo fascinante, y lo preocupante, de este mundo. “Imagínense la cantidad de frutas que se pierden en el mundo por normas fitosanitarias. En Estados Unidos todas las manzanas deben tener el mismo diámetro y el mismo color o se botan. 

 

Eso es lo bonito de llegar a un mercado tradicional colombiano: tienen diferentes tamaños, colores y sabores, porque de eso se trata la fruta realmente y no de que todas sean iguales.” Las reacciones de los visitantes extranjeros dejan ver lo interesante que es esta experiencia. “Conocer todas las frutas que hay aquí en Colombia, y la verdad es que todas eran nuevas ya que en España no hay de este tipo, ha sido lo mejor”, dice Adrián, un madrileño de vacaciones en Bogotá. “Esto fue algo espontáneo, es algo super casual. No es como ir a un museo, es más como una amiga compartiendo su conocimiento, no solo de las frutas, sino del país y su cultura”, comenta Néstor, un colombiano radicado en Estados Unidos. “Se debe hacer el tour de la fruta para comer saludable, para vivir una experiencia distinta de reconocimiento de un país hermoso y biodiverso. Esto es un recorrido también para el espíritu porque vas a poder compartir momentos con personas que trabajan todo el día en esto, que tienen mucha sabiduría”, le dice a Céntrico María José, ya al final del recorrido.

http://fuga.gov.co/sites/default/files/centrico-3.pdf

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: